Aprendizaje Cooperativo

Aprendizaje cooperativo

Responsable/s del proyecto de Aprendizaje Cooperativo

Gema Martín

En qué consiste

El Aprendizaje Cooperativo es una metodología y, a la vez, es una condición para que el desarrollo de capacidades (propuesto en los objetivos generales de cada etapa y en las diferentes asignaturas) se pueda dar.

Tiene como punto de partida la idea de una educación inclusiva en la que todos tenemos cabida, cada uno desde su nivel y con sus propias capacidades.

De esta forma, se hace realidad una educación personalizada adaptada a las características e intereses de cada alumno y teniendo, como eje central, el grupo donde se va a desarrollar; en el grupo, comparte experiencias y, en definitiva, crece como persona, que es el objetivo final de nuestro colegio: “Educamos para la vida”.

Cómo lo aplicamos y sus beneficios

Las actividades que proponemos son abiertas, es decir, no pueden solucionarse de una sola forma: no son ejercicios cerrados en los que sólo hay una respuesta posible. Los alumnos se tienen que preguntar cómo lo van a hacer, dónde se van a informar, qué pasos van a dar, etc. No obstante, no saben cuál va a ser el resultado, ni tampoco el profesor. Esto permite a todos participar desde el nivel en el que se encuentran.

Los alumnos desarrollan habilidades sociales y de comunicación para participar en discusiones y debates, lo cual implica también habilidades de ayuda y apoyo, respeto, tolerancia, empatía, etc. Todo ello redunda en un clima positivo dentro del aula, puesto que todos y cada uno de sus miembros, tiene un papel (rol) cuyo desempeño es esencial para los demás. Hay una mayor motivación ante el aprendizaje porque los niños son agentes de sus propios logros y avances, mejorando así su propio autoconcepto y autoestima.

En este sentido, seguimos desarrollando, dando un paso adelante, el Proyecto de Aprendizaje Social y Emocional, puesto que nuestro objetivo es el desarrollo de habilidades que consideramos fundamentales para el desarrollo integral de los alumno, y que en el Aprendizaje Cooperativo son fundamentales: el respeto, la responsabilidad personal y las habilidades sociales.

Objetivos

Trabajamos estos objetivos desde las propias habilidades y destrezas evolutivas de los alumnos en función de su edad e individualidad, de tal manera que el avance sea progresivo y personal:

  • Interdependencia positiva entre los alumnos: implica estar vinculados entre sí, de modo que el éxito de uno redunde en el aprendizaje de todos, atendiendo siempre a la individualidad y el punto de partida de cada uno.
  • Responsabilidad individual: en el Aprendizaje Cooperativo, cada alumno tendrá designada una tarea y ha de ser responsable a la hora de realizarla, avanzando también el desempeño de la misma y, por tanto, en su propio desarrollo.
  • Interacción promotora: los alumnos han de verse en la necesidad de relacionarse e interactuar para realizar el trabajo en clase; han de sentirse comprometidos con el trabajo que hacemos.
  • Habilidades sociales: para contribuir al éxito de un esfuerzo cooperativo, se necesitan actitudes y destrezas interpersonales y de trabajo en pequeño grupo; son destrezas como aprender a tomar decisiones, comunicarse apropiadamente, ayudarse, resolver conflictos, etc.
  • Evaluación periódica: será una evaluación de carácter formativo que implique a profesores y a alumnos, y que permita conocer las fortalezas y debilidades para poder tomar medidas de mejora.

No os perdáis cómo los niños de 4 años, a través del Aprendizaje Cooperativo, trabajan en clase (vídeo formato Flash):

 

Esta página usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso