¿Cómo fomentar la autonomía desde casa?

El desarrollo de la autonomía es un objetivo en la educación de los niños, por ello hay que trabajarla de forma constante desde que son pequeños. Es la base para aprender durante toda la vida.

Educar en autonomía desde la Escuela Infantil y desde casa (primer espacio de socialización), implica formar de manera que los niños puedan superar obstáculos de su día a día, alcanzando la independencia y madurez.

¿Qué condiciones previas son necesarias para fomentarla?

Para que los niños se sientan capaces de afrontar distintas situaciones de manera autónoma, es necesario potenciar las siguientes dimensiones:

  • Libertad de movimientos que permitan al niño/a explorar de manera autónoma su entorno, asegurando siempre la supervisión y ausencia de peligros para el menor.
  • Plantear retos y exigencias ajustadas a sus posibilidades teniendo en cuenta su edad y nivel de desarrollo.
  • La seguridad afectiva es la base para que los niños/as se sientan seguros de sí mismos y confíen en los demás. Cuanto más confiado se sienta el niño, más preparado estará para poder afrontar distintos retos de su vida cotidiana.
  • Para ello, es fundamental la existencia de vínculos de apego de calidad así como el establecimiento de límites y normas claros.

¿Qué podemos enseñarles?

Para fomentar la autonomía de los más pequeños, es importante animarles a realizar cualquier actividad que puedan desempeñar solos sin que esto suponga un peligro para ellos. Es decir, todo aquello que puedan hacer solos, sin correr peligro, deben realizarlo ellos mismos.

Las principales dimensiones que se deben trabajar en casa para fomentar hábitos de autonomía son: el aseo, la vestimenta, la alimentación y las relaciones sociales.

Para poder desarrollar y fortalecer la autonomía de los más pequeños en todas estas áreas, es importante trabajar desde el establecimiento de hábitos que se mantengan en la rutina diaria y que actúen como modelo de referencia.

Finalmente, resaltar que es muy importante que estos hábitos de autonomía se realicen de manera coordinada desde todos los ámbitos del desarrollo del niño, para lo que es fundamental potenciar la coordinación entre la Escuela Infantil y las familias.


Volver

Esta página usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso