Ha llegado la gripe... Cristina, nuestra enfermera, nos ayuda a saber cómo afrontarla

La gripe ha comenzado ya, y comienza a coger fuerza en España; se prevé que en las próximas semanas lleguemos a epidemia. Desde el Gabinete Sanitario, os informamos que es recomendable que no se acuda al colegio con fiebre. A continuación, os informamos de lo más importante sobre este virus y cómo se diferencia de un catarro común.

¿Qué es?

La gripe es una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias causada por un virus con una capacidad muy elevada de transmisión. La gripe surge en invierno y de forma epidémica, entre los meses de diciembre-enero hasta abril, siendo más agresiva hasta marzo. El virus de la gripe pertenece a la familia de los Orthomyxoviridae y tiene una gran capacidad de mutar a nuevos virus gripales frente a los que no estamos inmunizados; de ahí la necesidad de variar cada año la composición de la vacuna de la gripe para que sea eficaz. La gripe constituye un importante problema de salud pública con una elevada tasa de hospitalizaciones y mortalidad, La proporción de personas afectadas oscila entre el 5 y 15 por ciento de la población general. Se estima que en 2017-2018, 15.000 muertes en nuestro país estuvieron relacionadas con la gripe.

Causas

La causa son los virus que pertenecen a la familia Orthomyxoviridae constituida por los géneros de Influenzavirus A, B y C. El virus pasa con mucha facilidad de una persona a otra a través de las gotitas de saliva que se expulsan al hablar, toser o estornudar. El contacto con manos u objetos/superficies contaminados también supone una vía de transmisión. El periodo de contagio se extiende desde 24-48 horas antes del inicio de los síntomas hasta 5-6 días después.

Tipos

Existen 3 tipos de virus gripales A, B y C. Los más importantes son A y B ya que el C no provoca epidemia, solo infecciones sin síntomas o manifestaciones poco trascendentes. El tipo A es el responsable de la mayoría de las epidemias que se producen al año, mientras que el B aparece en brotes localizados

Síntomas

El cuadro inicial de la gripe suele debutar de forma brusca con fiebre alta (entre 38 - 40 C⁰) y escalofríos junto con dolor de cabeza, molestias de garganta, malestar general, dolores musculares y tos seca. Con la fiebre los síntomas respiratorios se hacen visibles: congestión nasal, enrojecimiento e inflamación de garganta.

A pesar de que el virus afecta en mayor medida al sistema respiratorio, frecuentemente también puede afectar al digestivo. La fiebre y los dolores musculares suelen durar de 3 a 5 días y la congestión y falta de energía puede prolongarse hasta 2 semanas.

En las personas mayores, por ejemplo, es frecuente que los pacientes tengan dificultad para respirar y la producción de esputo. En el caso de los niños.es común la otitis media y molestias abdominales (náuseas, vómitos, diarrea, etc.)

Prevención

La principal prevención para la gripe es la vacunación. Existen unos grupos de con mayor riesgo de tener complicaciones como consecuencia de la gripe y a los que se recomienda la vacunación:

  • Mayores de 65 años
  • Mujeres embarazadas
  • Niños entre 6 meses y 2 años
  • Personas con enfermedades crónicas cardiacas, hepáticas, renales, pulmonares, sanguíneas, metabólicas e inmunosupresión
  • Personas que conviven o cuidan a pacientes con riesgo (sanitarios, maestros, etc.)

Existen otras medidas que también pueden ayudar a reducir la transmisión del virus:

  • Mantener una buena higiene, lavarse frecuentemente las manos y limpieza correcta del hogar
  • Beber mucho líquido
  • Taparse la boca y la nariz al toser o estornudar con un pañuelo de usar y tirar
  • Dormir las horas necesarias
  • Evitar ambientes fríos y secos
  • En caso de infección quedarse en casa hasta pasar 24 horas sin fiebre para evitar nuevos contagios

Diagnóstico

El diagnóstico suele ser clínico, por los síntomas o por casos de gripe en personas cercanas al paciente. Un análisis de sangre puede confirmar la existencia del virus de forma certera y rápida, aunque no se usa de forma generalizada.

Es importante que sepamos diferenciar un catarro de una gripe:

 CATARRO

 GRIPE

 Febrícula (no más de 38 Cº)

 Fiebre alta (entre 38-40 C⁰)

 Dolor de cabeza ocasional

 Dolor de cabeza siempre presente

 Dolor articular ocasional, cansancio moderado

 Dolor articular siempre presente, cansancio intenso que puede durar hasta 3 semanas

 Dolor de garganta frecuente

 Dolor de garganta ocasional

 Congestión nasal y estornudos frecuentes

 Congestión nasal y estornudos ocasionales

Tratamiento

El virus de la gripe no tiene tratamiento curativo. Las terapias son sintomáticas y van encaminadas a mejorar y aliviar los síntomas que producen esta patología.

Las recomendaciones médicas son:

  • Descansar
  • Beber abundantes líquidos
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco
  • Tomar medicación que mejore los síntomas de la gripe (antigripales, antitérmicos)
  • NO hacer uso de antibióticos puesto que ni mejoran los síntomas ni aceleran la curación
  • NO dar aspirina a niños ni adolescentes (podría provocar un síndrome raro pero grave que se denomina síndrome de Reye)

 

Gabinete Sanitario

Colegio El Porvenir


Volver

Esta página usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso