Virus Boca-Mano-PIe

Es un exantema que en la mayoría de los casos es causado por un virus llamado Coxsackie A16. Es una enfermedad común y bastante contagiosa, principalmente en niños de 0-5 años. No obstante, hay casos aislados de contagio en adolescentes y adultos, pero menos frecuentes.

¿Cómo puede contagiarse?

  • El modo de propagación del virus es de una persona a otra a través de pequeñas gotitas de aire que se liberan cuando la persona enferma estornuda, tose o se suena la nariz.
  •  Cuando alguien se toca la nariz, los ojos o la boca después de haber tocado algo contaminado con el virus, como un juguete o el pestillo de la puerta.
  • Al tocar heces o líquido de las ampollas de una persona infectada., por ello la importancia de utilizar guantes en el cambio de pañales.
  • El virus se propaga más fácilmente durante la primera semana de enfermedad de la persona infectada.

Síntomas

El tiempo entre el contacto con el virus y el inicio de los síntomas es aproximadamente de 3 a 7 días. Los síntomas incluyen:

  • Fiebre (no siempre la tienen)
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del apetito
  • Erupción con ampollas pequeñas en las manos, los pies y en la zona donde se coloca el pañal que pueden estar sensibles o causar dolor si se presionan
  • Dolor de garganta
  • Úlcerasen la garganta (incluso las amígdalas), boca y lengua

Tratamiento y pronóstico

  • La recuperación completa se da entre 5 y 7 días
  • Es una infección que no suele ser muy grave y el pronóstico es bueno; normalmente no precisa tratamiento, solo de síntomas (si los hubiera)
  • Lo más habitual es que la fiebre remita en los tres o cuatro días posteriores y las lesiones de la boca, las manos y los pies desaparezcan a la semana. Algunas veces pasado este tiempo el paciente precisa aumento de la hidratación en las zonas afectadas.
  • Es importante mantener una buena higiene general, y mucha frecuencia en el lavado de manos, en los afectados y los que los rodeamos.
  • También informamos que no en todos los casos se da de la misma intensidad, ni muchas ampollas, ni tampoco en todas las zonas que antes mencionamos, recordad que “cada paciente es un mundo”.

 

Gabinete Sanitario

 


Volver

Esta página usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso