Aprendizaje Cooperativo en Secundaria y Bachillerato

Aprendizaje Cooperativo en Secundaria y Bachillerato

El Aprendizaje Cooperativo es aquella situación de aprendizaje en las que los objetivos de los participantes se hallan estrechamente vinculados, de tal manera que cada uno de ellos "solo puede alcanzar sus objetivos si y sólo si los demás consiguen alcanzar los suyos” (David y Roger Johnson). Es un sistema de interacciones cuidadosamente diseñado que organiza e induce la influencia recíproca entre los integrantes de un equipo.

Por tanto, es un enfoque que trata de organizar las actividades dentro del aula para convertirlas en una experiencia social y académica de aprendizaje. Los estudiantes de Secundaria y Bachillerato trabajan en grupo para realizar las tareas de manera colectiva.

Este tipo de aprendizaje, supone una alternativa al trabajo individual y a la competición, ya que con el trabajo en grupo nuestros alumnos son solidarios y se esfuerzan por el bien conjunto del grupo, produciéndose una mayor satisfacción y menor grado de ansiedad y fracaso.

La cooperación consiste en trabajar juntos para alcanzar objetivos comunes.

¿Por qué hemos implantado esta metodología en Secundaria y Bachillerato?

La decisión de implementar el Aprendizaje Cooperativo en el colegio el Porvenir (en todas las etapas educativas)se ha llevado a cabo por estas razones:

  • Forma parte de nuestro carácter propio para hacerlos personas comprometidas y capaces de mejorar la vida de los demás.
  • Desarrolla en los alumnos la inteligencia interpersonal, la que nos permite comprender a los demás y comunicarnos con ellos.
  • Crea una comunidad de aprendizaje en la que todos los alumnos aprenden no solamente del profesor sino unos de otros y enriquece el proceso de aprendizaje.

Elementos del Aprendizaje Cooperativo

Estos elementos son: el trato cara a cara, la interdependencia positiva, la responsabilidad individual y las habilidades sociales para trabajar en grupo.

Trato cara a cara

Si bien hoy en día las herramientas telemáticas permiten a los miembros de un grupo interactuar en la distancia, el trabajo del grupo mejora, y es más agradecido, cuando el grupo interactúa físicamente, cara a cara, con una cierta periodicidad. Es más, algunas habilidades importantes en el trabajo en grupo (por ejemplo, emitir gestos de apoyo a las propuestas de los demás) sólo pueden ponerse en práctica cuando el grupo interactúa cara a cara.

Interdependencia positiva

Una tarea de grupo tiene interdependencia positiva cuando todos los miembros del grupo son necesarios para que la tarea pueda realizarse con éxito. En otras palabras, no es posible que uno de los miembros del grupo (o un subgrupo) realice la tarea por su cuenta, al margen del resto del grupo.

Responsabilidad individual

En cada sesión deben establecerse dos niveles diferentes de responsabilidad: el grupo debe ser responsable de alcanzar sus objetivos y cada componente del grupo debe ser responsable de contribuir, con su actitud y tarea, a la consecución del éxito del trabajo colectivo.

La responsabilidad individual existe cuando aquello que ha realizado cada cual revierte en el grupo y en cada miembro del grupo, a la vez que el grupo y cada miembro del grupo hace una valoración positiva por cuanto la tarea por el desarrollada ha supuesto una ayuda, un apoyo y un soporte al aprendizaje de cada uno, individualmente, y del grupo como colectivo.

Habilidades sociales para trabajar en grupo

El cuarto elemento básico del Aprendizaje Cooperativo es enseñar a los estudiantes a desarrollar habilidades inherentes a pequeños grupos. El Aprendizaje Cooperativo es, por propia naturaleza, más complejo que el competitivo o el individualista, puesto que los estudiantes deben adoptar un doble compromiso con la tarea (el aprendizaje del tema académico) y con el trabajo de equipo (funcionar efectivamente como un grupo).

Las habilidades sociales necesarias para hacer efectivo el trabajo cooperativo no aparecen por sí solas cuando se utilizan las sesiones cooperativas. Las habilidades sociales deben enseñarse a los estudiantes como una finalidad y como habilidades académicas en sí mismas. El liderazgo, la toma de decisiones, la construcción de la confianza, la comunicación y las habilidades en resolver conflictos, deben guiar tanto el trabajo del equipo como sus relaciones a efectos de alcanzar los contenidos de manera exitosa.

Asimismo, y puesto que la cooperación va asociada intrínsecamente a los conflictos, los procedimientos y habilidades para resolver y conducir estos conflictos de manera constructiva serán especialmente importantes para el éxito a largo plazo de los grupos de aprendizaje y del éxito individual de cada uno de sus componentes.

Esta página usa cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso